Grandes beneficios, grandes perjudicados

Esta semana se ha cerrado la publicación de los resultados semestrales de las principales empresas españolas y como cabría esperar una vez más, todas han incrementado los ya excelentes resultados del año anterior, que ya fueron a su vez excentes con respecto al anterior. Es como es más difícil todavía, si el año pasado incrementé mis beneficios un 20%, ahora no sólo lo voy a igualar, sino que lo voy a duplicar. Véase el caso de Endesa, que salvo que haya "Enro" encerrado, incrementa un 84% su beneficio, en tan sólo ¡seis meses!!! o Unión Fenosa (55%), Telefónica (12%), Gas Natural (23,9%), Repsol, BBVA, Santander...

Y yo me pregunto... ¿de dónde sale tanto dinero a mansalva? Pues de tanta ERE, de tanta "deslocalización", de tanta "moderación salarial" y de tanto recibito e hipoteca por las nubes. Podría afirmarse que la patronal española está viviendo su época dorada, con unos sindicatos comprados y unos políticos que gobiernan más para el gran poder financiero que para sus ciudadanos. Aquí todos ganan menos el curreta. Hacienda haciendo caja de tanto beneficio, la empresa revalorizando sus activos y, cómo no, los sueldos de los directivos, ahí no existe ni techo ni moderación salarial que valga; porque no nos engañemos, tanto beneficio no irá a para al bolsillo del "pequeño accionista", el mismo pringado del principio con la diferencia de que algún día se creyó ser un ciudadano de "clase media" por no dejar sus ahorros en Afinsa y confiar en el bingo de la bolsa, en vez de gastárselos en una vacaciones de siete días en Torremolinos.