8 de marzo, día de la mujer trabajadora

Resulta que a estas alturas del siglo XXI aún es necesario celebrar días como éste para recordar a la sociedad y en especial, al empresariado que sigue existiendo discriminación laboral por razones de sexo. Seguro que a muchas personas esto le sonara a chino, incluso sorprende que muchos jóvenes que estudian en la universidad no entiendan o no perciban esa discriminación sexual que empieza en el hogar con las labores domésticas y que se extrapola a todos los ámbitos de nuestra sociedad, trabajo, política...

Al hilo de este tema, ayer el programa Enfoque que emite La 2 abordó bajo el título 'La discriminación salarial a debate' las vergonzosas conclusiones que se derivan de dos estudios, uno realizado por el INE y otro realizado por la Comisión Europea, sobre la integración de la mujer en el mercado laboral en aspectos como el salario, los tipos de contratos y los cargos de responsabilidad que ocupan. El debate contó con unos contertulios que supieron estar al nivel del tema, destacando particularmente, la participación de la presidenta de IBM en España, Amparo Moraleda, no sólo por su excelente oratoria y su visión clara y concisa sobre la problemática, de la que ella se muestra optimista para el futuro, sino además por suponer un excepción en el panorama empresarial español, por demostrar que ser mujer, madre y ocupar un cargo de responsabilidad no es incompatible, y por promover en su empresa soluciones para facilitar la maternidad y la conciliación familiar de las trabajadoras. Como contrapunto al desarrollo del debate, falto la opinión de la patronal española que declinó su invitación para, seguramente, evitar preguntas incómodas sobre las incorrectas y poco éticas actuaciones de sus representados, sobre todo PYMES.

Como todavía hay gente que se pregunta por qué se celebra este día, aquí dejo una lista con razones suficientes para que, mientras no se cambien, se siga celebrando el 8 de marzo:

  1. Por que ser mujer y madre es incompatible con el desarrollo profesional.
  2. Por que ser mujer supone ganar entre un 30 y 50 por ciento menos que un hombre que ocupa el mismo puesto de trabajo.
  3. Por que la mayoría de la contratación precaria la acapara la mujer, sobre todo si es joven y con titulación universitaria.
  4. Por que existe un 'techo de cristal' que impide el acceso de la mujer a puestos de responsabilidad. (Fíjense en los Consejos de Administración de las grandes de empresas y cuenten cuantas mujeres hay).
  5. Por que su representación en las instituciones públicas, congreso, senado, ayuntamientos, sindicatos... no supera el 16%.
  6. Por que la causa principal de despido en el caso de ser mujer se debe a razones de maternidad o incompatibilidad laboral y familiar.
  7. Porque las labores domésticas no es un trabajo.
  8. Porque la carga familiar recae mayoritariamente sobre la mujer, (cuídado de hijos sobre todo).
  9. Porque existe una contratación sexista, que en igualdad de condiciones entre un hombre y una mujer, hace inclinar la balanza hacia el primero ya que no va a procrear.
  10. Porque la mayor tasa de paro la soporta la mujer.

Éstas son mis principales razones, hay muchas más y seguro que vosotros las podréis enumerar...