¿Tiene sentido El PAÍS 24 horas?

Javier F. Barrera vuelve a suscitar el debate, esta vez con motivo del lanzamiento de El País 24 horas, en el blog del Master Universitario de Comunicación y como me ha invitado a participar comento mi impresión y difundo el debate:

¿Qué pensaríais de alguien que se imprime el teletexto de la tele? Sé que es imposible pero la deducción lógica sería, ¡Chaval!!! No lo ves bien en ese pedazo de pantalla de 32 pulgadas... ¿Alguien de vosotros se imprime diariamente todas las noticias que lee en Internet? supongo que sólo por principios económicos y ecológicos, la respuesta en el 99% de los casos es, no.

Entonces, ¿qué hace El PAÍS volviendo a los orígenes de la arqueología cibernáuta con una edición en PDF, sin interactividad, sin enlaces, sin recursos gráficos, vídeos y demás complementos que tanto gusta ver una y otra vez? La respuesta es absurda pero clara: llegar a cualquier hora y con la información del momento al lector del papel, o sea, mi madre. El problema, y aquí viene el absurdo, es que mi madre, como la gran mayoría de la personas mayores, esto de Internet no lo llega a dominar del todo por muchos cursos que haga, así que como decía Luis, o tenemos secretaria que lo saque, o se lo imprimimos nosotros o nadie lo hará por ellos. En fin, como esto está pagado por IBERIA, la prueba merece la pena, pero me temo que éste no es el futuro del periodismo ni de los gratuitos.