1 ración diaria de fruta = 53 yogures = 30 refrescos

La cifra, que cuanto menos resulta empachante, es la que debería atiborrarse uno diariamente si desea prescindir de los 400 gramos de frutas u hortalizas que recomiendan consumir al día para llevar una dieta equilibrada. No hace falta entrar en el coste económico, ni en el coste temporal que lleva ingerir tal cantidad de yogures o latas "biototalpowerflowerlight" porque bien mirado siempre resultará más sano tomarse un plátano, un manzana y un poco de sandía para satisfacer las necesidades vitamínicas que requiere nuestro organismo y evitar, de camino, acabar en el báter.

Es por ello que la asociación agraria COAG vaya a pedir al Gobierno que endurezca las normas publicitarias para usar la fruta como reclamo en productos que aseguran contener "el 50% de las necesidades diarias de frutas y verduras", cuando en realidad no llegan en ninguno de los casos a sastifacer ni el cinco por ciento, y mucho menos, a ser un sustituto de las propiedades alimenticias de la misma. Así que cuidado con la publicidad engañosa que se da en lácteos, mermeladas, cereales, golosinas, refrescos y biochutestotal porque no es real.