Tilt-Shift, o cómo convertir una foto real en maqueta


Parece asombroso pero a raíz de una lente defectuosa descentrada se ha conseguido generar una nueva moda en la fotografía consistente en transformar la realidad en maquetas o juguetes. Las fotos en sí, se pueden obtener a través de las lentes TS, algo caras para el caprichito (de $100 a $1.000), salvo que seas capaz de hacerla tu mismo como este manitas, o como este otro; aunque lo mejor y más rápido es conseguir imitar el efecto mediante un ligero retoque con Photoshop cuyo sencillo tutorial lo podéis encontrar en Recending Harline.

El efecto que se consigue con este tipo de fotografías consiste en engañar a la cerebro mediante un falsa ilusión óptica que se produce cuando se desenfoca el entorno que rodea al objeto enfocado, haciendo parecer que realmente es una maqueta porque así es como el ojo humano ve los objetos pequeños. No profundizo más sobre este tema porque se escapa a mis conocimientos así que en Microsiervos podéis encontrar más sobre la explicación lógica de este efecto.

La foto de arriba y esta otra son ejemplos realizados por mí, por lo que quizás el efecto no esté muy conseguido, así que es mejor que veáis ejemplos de artistas que sí saben conseguirlos mediante el retoque fotográfico como The bitter girl, Olivo Barbieri o las miles de fotos que hay en el grupo Fake Tilt-Shift de Flickr. Lo que sí he podido descubrir con mis experimentos es que no todas las fotos son susceptibles de editar para conseguir este efecto, ya que lo recomendable es que tengan una distancia focal de 35mm y un ángulo de inclinación entre 8 y 45 grados.