Feliz 2007, año del cepillo de dientes

Ya lo dije el año pasado, odio que la gente me mande felicitaciones impersonales, por un lado, porque me fastidia que no se lo curren y con ello me traten con la misma deferencia que su jefe o su abuela; y por otro lado, porque sencillamente, para tener un detalle con un amigo hay que mostrar un poquito de más creatividad y sentimientos que un simple "copy and paste" y enviar a todos.

Pues nada, este año, y como me imaginaba, ha vuelto a ocurrir; entre otras razones porque no conozco a ningún amigo que lea mi blog, avisados estaban y de haberlo hecho supongo que no me la hubiera mandado salvo que su intención fuese fastidiar, que también puede ser. Así que otra vez tengo mi móvil cargado de buenísimas intenciones plagiadas y "copipasteadas". Eso sí, todas repetidas una y otra vez, porque esa es otra, si yo soy amigo de Fulanito y éste te ha mandado una super original felicitación, es lógico pensar que posiblemente el resto de amiguetes hayan participado de ese privilegio. Pero no, ¡qué va!, Fulanito es un colegazo pero es tonto, y qué ocurre, pues nada, que ahí tienes al resto de pardillos mandándose una y otra vez la misma felicitación, y uno, que cree tener la suerte de estar entre sus listas de distribución, acaba fusilado con los "originalísimos" mensajes.

Total, que al final lo único que tengo claro es que parece ser que este nuevo año 2007, es el del "Cepillo de Dientes", porque vamos a tener mucha pasta y nos van a cepillar varias veces al día. En fin, que para los que penséis igual que yo, Feliz y original 2007.