29 de febrero

No podía pasar este día sin escribir una nota que sólo podrá repetirse dentro de cuatro años, allá por el 2012. ¿Quién sabe dónde estaremos entonces? Hoy es 29 de febrero, un día tan raro como su santo, San Dositeo, y que la UE, haciendo honor de su especial peculiaridad, dedica para celebrar el Día de las Enfermedades Raras. Su razón de ser está en corregir el desfase que existe con la duración real de los años: 365 días y 6 horas aproximadamente, es decir, que aún así existe una ligera desviación, que como dicen algunas teorías, se la descontarán en el año 3600.

Los años que en su mes de febrero tienen 29 días, se denominan bisiestos, y salvo para los que viven en Andalucía, que les puede servir para empalmar un buen puente, para el resto de mortales es un incordio de día, ahí en medio como el jueves, que sólo sirve para trabajar de gratis, gastar más y estirar aún más la cuesta de febrero que empezó mal allá por enero.

El día en sí no da para más, salvo para felicitar a todos aquellos que hoy como cada cuatro años, pueden celebrar su cumpleaños. Muchas felicidades y hasta el próximo bisiesto.