¿Y por qué no trabajan también los niños?

No sé qué clase de concepción de la realidad social y económica deben tener los burócratas de la Unión Europea para proponer barbaridades como la de ampliar la semana laboral de 45 a 65 horas. Así, sin más, y para facilitar aún más el atropello, dejan total libertad al empresario para negociar individualmente con el trabajador (en condiciones de total igualdad) la cantidad de horas a currar por semana.

A ver si me entero mejor. Resulta que la "Europa Social" de la "Constitución Europea" (que nadie aprueba salvo España), reduce todas las conquistas sociales conseguidas en el siglo XX a que trabajes 9 horas al día de lunes a domingo, y que dicho acuerdo laboral sea cosa de jefe y currito. A la mierda la conciliación laboral, los sindicatos, las horas extras, los convenios colectivos, el Estatuto de los Trabajadores, la productividad, el consumo y tanta tecnología, que se supone que está ahí para hacernos la vida más fácil. O yo no me he enterado bien de qué va este chiste o que alguien me explique para qué está sirviendo tanta Unión Europea de los ciudadanos.

Puestos a rematar la faena y ser unos auténticos crápulas neoliberales, qué tal si se dejan de prejuicios y volvemos a aquella Europa de la Revolución Industrial, donde los niños trabajaban en vez de perder el tiempo estudiando en la escuela.

¿Cuál será la próxima barbaridad? ¿Convertir a los inmigrantes en esclavos?


¿Puede alguien decirme cómo se puede bajar uno de este eurocarro?