¡Se han cargado la Constitución!


El único monumento en Granada dedicado a la Constitución del 1978 ha caído bajo la pala de una escavadora sin que nadie alce un grito por su defensa. ¡Qué final más triste para todo un símbolo de la libertad, justicia e igualdad! ¿Qué haremos ahora sin Constitución mientras se deshace el entuerto? ¿Cuánto tiempo aguantará esta ciudad sin su símbolo de la Ley y el orden? ¿Podrá el alcalde resistir la tentación de sustituirlo por un Generalísimo a lomos de un caballo?

Pronto lo sabremos. Mientras tanto, lo dicho: ¡Se han cargado la Constitución! La actuación se enmarca dentro de las obras de reforma del Paseo del Violón tras las construcción de un polémico parking que no debió abrir hasta que sus promotores dejaran el paseo tal y como se lo encontraron. Las discrepancias entre Ayuntamiento y empresa sobre el incumplimiento contractual afortunadamente acabaron con la llegada del "Plan E", que ha permitido poner fecha de fin a un litigio que tenía todos los visos de perpetuarse. Para antes de que termine el año, Granada volverá a lucir su monumento a la Constitución en el renovado Paseo del Violón. ¡Esperemos que sea así!