Cinco escapadas románticas por Europa

Los fines de semana y los puentes festivos son perfectos para romper la rutina y sorprender a tu pareja con un viaje romántico. :: Yuri Catalano | Pexel
Terminan las vacaciones y llega el momento de retomar la rutina de nuestras vidas. Atrás quedan los intensos momentos vividos junto a nuestra pareja para sumergirse de lleno en las tareas diarias que devoran el preciado tiempo. Trabajo, hogar y vida social ganan protagonismo en nuestra agenda sin dejar hueco para dedicarnos a nosotros, y lo que es más importante, a nuestra persona amada.


Por ello es necesario que de vez en cuando la pareja se tome un respiro y se dedique de lleno a mantener la pasión. Y qué mejor ocasión que los puentes que permite el calendario laboral, para realizar una escapada romántica de un par de días a ciudades perfectas para recuperar la intimidad de la relación. Puente del Pilar, de los Santos, de la Constitución son fechas señaladas y perfectas para recorrer en pareja los siguientes destinos:

Escapada a Roma


Monumento a Víctor Manuel II en Roma, Italia.
Monumento a Víctor Manuel II. :: Phranet
La ciudad del amor por excelencia es una parada obligatoria para cualquier pareja que quiera disfrutar de unos días de pasión, cultura y ocio. Otoño es una época perfecta para pasear por sus calles y disfrutar de su ajetreada vida y patrimonio histórico. La ciudad eterna ofrece un sinfín de experiencias románticas para disfrutarlas en pareja. Lanzar una moneda en la Fontana di Trevi para volver juntos; degustar la cocina italiana en una cena romántica en la Plaza de España; sentir el pulso de la ciudad con un capuccino en la Plaza Narbona; o simplemente, visitar sus majestuosos monumentos como el Coliseo, el Panteón o el Vaticano.

Escapada a París


Vista panorámica de París desde la Torre Eiffel
Vista panorámica de París desde la Torre Eiffel. :: Phranet
Si Roma es la ciudad del amor, París rivaliza con ella por el glamour y la elegancia que desprende en cada rincón. Una ciudad perfecta para visitar en un par de días y con excelentes conexiones con los principales aeropuertos de España. Además de las visitas de rigor a la Torre Eiffel, el Museo del Louvre, Notre Dame, Montmartre o los Campos Elíseos, es indispensable hacer tres cosas en pareja: Visitar la Pasarela de Solferino y sellar el amor con un candado; y ya que estamos en el Sena, qué mejor que un crucero para tener una cena romántica; y por último, y si el romanticismo no nos ha desbordado ya, nada mejor que despertar la fantasía en un cabaret del Moulin Rouge.

Escapada a Lisboa


El travía es el medio más cómodo para conocer Lisboa
El tranvía es el medio más cómodo para conocer Lisboa. :: Phranet
La opción más cercana y posiblemente más económica, brinda a la pareja un sinfín de sensaciones propicias para el romanticismo. La capital lusa es perfecta para conocerla durante el día paseando por sus empedradas calles, subiendo sus colinas a bordo de un tranvía, y dejarse impresionar por el atardecer atlántico desde lugares tan singulares como el Castillo de San Jorge o la Plaza del Comercio. Sin embargo es al caer la noche cuando Lisboa nos ofrece su lado más íntimo y bohemio para disfrutar en pareja. Se puede empezar por cenar en una terraza del barrio de Alfama y degustar el famoso bacalao portugués. Subir al Barrio Alto para escuchar fados tomando un café, y terminar el día abrazados en el Mirador de San Pedro de Alcántara. No se puede volver de Lisboa sin visitar Sintra, Cascais y Estoril. A treinta minutos en coche el Palacio da Pena es un lugar de cuento para concluir una escapada romántica completa.

Escapada a Ámsterdam


Canal en el Barrio Rojo de Ámsterdam
Canal en el Barrio Rojo de Ámsterdam. :: Phranet
Sin duda alguna es la propuesta más picante y traviesa para desinhibirse con la pareja. Ámsterdam es la capital europea de la diversión, del arte y sobre todo, del erotismo. Su popular Barrio Rojo subirá la temperatura y desatará la lujuria que toda pareja lleva dentro. Indispensable asistir a un cabaret, comprar un ‘juguete’ en uno de sus numerosos sex-shop; y por qué no, divertirse por la noche en un coffee-shop. Pero Ámsterdam no solo es diversión, sino que además es una ciudad perfecta para vivir experiencias únicas en pareja. Si por algo se le conoce a esta ciudad es por su histórico entramado de canales. Una singularidad que la hace especial para descubrirla a bordo de un barco. Un plan perfecto para el romanticismo que se puede rematar con un paseo en bicicleta por sus calles, puentes y plazas (Dam, Rembrandtplein, Waterlooplein,…). Importante, no olvidar su atractiva oferta cultural. De obligada visita el Museo de Van Gogh, la Casas de Ana Frank o el Rijksmuseum. Y por último, no te puedes ir de Holanda sin probar el queso y la cerveza. Para ello, nada mejor que tomar el tren en la Estación Central con destino a Zaanse Schans y pasear en bicicleta por sus famosos molinos en un entorno natural fascinante. El lugar perfecto para degustar la auténtica cocina holandesa.

Escapada a Londres


Vista del Big Ben en Londres
Vista del Big Ben de Londres. :: All Free Photos
No podíamos terminar nuestras rutas románticas sin pasar por Londres, la capital del Reino Unido y una de las ciudades más grandes de Europa. Un destino para todos los gustos y que ofrece muchas oportunidades para sorprender a tu pareja. Para empezar, qué mejor que descubrir la ‘city’ desde las alturas en el London Eye. Una experiencia diferente que nos dejará boquiabiertos. Y desde lo más alto a lo más bajo, su río, el Támesis, nos brinda la oportunidad de recorrer los principales puntos turísticos en barco. El atardecer es el momento perfecto para realizar el paseo con una cena romántica y ver iluminados los puentes y su emblemático Big Ben. Ya a pie de calle, es recomendable visitar el Buckingham Palace, La Torre de Londres, el Palacio de Westminster y el Museo Británico. Si queremos empaparnos del ambiente cosmopolita de Londres, nada mejor que pasear por Hyde Park, Trafalgar Square o Piccadilly Circus. En Londres también hay tiempo para el ocio y las compras. Famosos son los musicales West End, las pintas en los típicos pubs londinenses del Soho, y tirar del bolsillo en uno de sus mercadillos, (Portobello o Camden Town), o en las tiendas de Oxford Street; y cómo no, en los almacenes Harrods. Londres es una elección segura y acertada para disfrutar en pareja.