Si no tienes pareja es porque quieres

Consejos para encontrar tu nueva pareja
Unirte a un grupo de excursionistas te mantendrá entretenido y conocerás gente que te llevará a tu nueva pareja. :: picjumbo

Acabas de salir de una relación y te agobias porque no sabes por dónde empezar a buscar tu nueva pareja. El Trabajo, retomar las amistades, volver a salir, todo parece ponerse en contra para que vuelvas a caminar junto a otra persona. Sin embargo, ya te digo que no debes preocuparte porque lo único que necesitas para empezar es una buena dosis de optimismo y, sobre todo, quererte mucho, porque si tú no lo haces, nadie lo hará por ti. Así que aleja los nubarrones de tu mente y deja que brille el sol para que la gente pueda ver lo espléndida persona que eres. A fin de cuentas, como dice mi amigo Juan, "siempre hay un tiesto para cada maceta", así que sólo basta con querer empezar a tantear hasta dar con el tuyo.


Vale vale, si parece tan fácil por qué nos cuesta tanto. Simplemente porque hasta que no te sientas bien, va a ser difícil que abras tu mente a otras aventuras. Es cierto que es necesario que exista ese periodo de duelo para encontrarse a sí mismo, pero no se puede eternizar el sufrimiento porque, primero, no te hace ningún bien, y segundo, no te va a permitir que avances en nada. El tiempo pasa y no perdona, así que todo en su dosis adecuada que las oportunidades no van a estar ahí esperando por ti. Hay que salir ahí fuera. Clávatelo en la mente, impóntelo, oblígate y, si es necesario, pídele a las amistades que te queden, que te saquen donde sea. La calle es el mejor analgésico para aliviar el sufrimiento y el mejor estimulante para retomar la vida social.

Es necesario que exista un periodo de duelo, pero no se debe eternizar. Hay que salir

El contacto con la gente es lo único que realmente te va a permitir conocer a otras personas que, quién sabe, lo mismo en un futuro una de ellas acaba siendo ese 'tiesto' que encaja en tu maceta. Por eso es necesario que te plantees una estrategia para tratar de conocer cuanta más gente mejor, independientemente de tu círculo de amistades. Incluso casi que es más aconsejable apartarse un poco de él, sobre todo, si mantienen contacto con tu expareja. Conseguirlo hoy en día es muy fácil porque hay muchas oportunidades para relacionarte con gente nueva, aunque estés hasta arriba de trabajo o de compromisos familiares.

Para empezar, y aunque te pueda parecer un disparate, lo primero que tienes que hacer es abrirte un perfil en cualquier web de contactos para que la gente como tú, sepa que vuelves a estar 'disponible'. Hay una gran diversidad de aplicaciones para ligar según la edad y el objetivo perseguido. Sí, se dice mucho que ahí sólo salen rollos, lo mismo que en la vida real a las dos de la mañana en un pub de moda. A fin de cuentas, las redes son el reflejo de lo que hay en la sociedad, pero con la ventaja de que tratamos con las personas correctas. A ver quién no pide que la tierra le trague cuando se lanza a por alguien y le dice que ya tiene pareja. Si ya da corte presentarse, no te digo nada el mazazo que da no atinar. Las redes son perfectas para evitar esas situaciones comprometidas y además, son una excelente puerta para conocer a otras personas. De hecho, la mayoría de los encuentros entre los que se conocen en la redes no suelen acabar en relación, pero sin embargo, sí valen para entablar nuevas amistades que te llevarán a conocer a otras personas con las que sí pueda surgir una bonita historia.

Si te gusta la cocina, haz un curso. Conocerás gente nueva y por qué no, tu futura pareja

Las redes por tanto, son una opción, pero hay otras más que si bien no están enfocadas para encontrar a una pareja, sí te van a permitir establecer nuevos lazos de amistad con afinidades similares a las tuyas. A fin de cuenta, tener un interés común es un motivo suficiente para empezar una relación. Por eso es importante que analices qué cosas te divierten o, simplemente, qué te gustaría aprender. Cuando se termina una relación es un momento perfecto para cuestionarte todo lo que venías haciendo y, ya que empezamos otra vez desde la casilla de partida, por qué no hacerlo con nuevos hábitos. Otra cosa no, pero ahora tienes el tiempo que dedicabas a tu pareja para ti. Si te gusta la cocina, apúntate a un curso. Si quieres estar en forma, ve a un gimnasio. Si adoras la naturaleza, únete a un grupo de excursionistas. Si quieres viajar, hazlo en compañía de gente como tú. Hay agencias de viajes para solteros. Incluso, por qué no, qué tal volver a estudiar. Música, libros, política, religión, fútbol, pintura,… hasta la misma Asociación de Padres del cole de tus hijos. Son tantas las oportunidades como aficiones hay. No las ignores y da el paso. No importa cuanto te involucres en ellas, lo que realmente importa es que conozcas gente, cuanta más, mejor porque entre ellos hallarás tu nueva pareja.

Por último, no tengas prisa. Mientras estés ahí fuera, mientras todos sepan que buscas pareja, mientras te vean como una persona sana y con ganas de vivir, será cuestión de tiempo que lo inevitable llegue. Más del ochenta por ciento de las parejas divorciadas inician una relación seria en los primeros cinco años. Si quieres formar parte del veinte restante será porque tú lo eliges, porque por oportunidades no será.