¿Estrategia comercial o gesto loable?

Navegando por los diferentes blogs que ofrece la blogosfera llegué a uno que destacaba un artículo del Time sobre los 25 hispanos más influyentes en Estados Unidos, el cual iba, y supongo que seguirá, acompañado de un gran banner superior que, como todas las páginas que visito, no suelo prestar mucha atención. Sin embargo éste me impresionó rápidamente no por su gran tamaño sino por el contradictorio contenido de su mensaje: Philip Morris, el mayor fabricante del mundo de cigarrillos ofrece una guía para dejar de fumar y evitar que los adolescentes fumen.

Detalle del banner publicitario de Philip Morris
La iniciativa, no sé si voluntaria u obligada por algún tribunal norteamericano, es cuanto menos loable, pues es en los jóvenes donde las campañas publicitarias de las tabaqueras inciden con más fuerza para enganchar de por vida y desde cortas edades a futuros clientes. Y es aquí, en este punto donde, sin embargo, encuentro una gran contradicción cargada de hipocresía comercial, pues me resulta difícil creer que Philip Morris esté totalmente interesada en que sus clientes dejen de consumir su producto estrella. ¿Qué otra empresa se atrevería a diseñar un plan comercial de este calibre? La verdad es que no se me ocurre ninguna, ni tan si quiera ésta, salvo que, como me temo, estén muy seguros de que a pesar de advertir, anunciar y promover campañas antitabaco, la gente y los jóvenes, seguirán enganchados y enganchándose al tabaco porque es lo que erróneamente mola, y para colmo, Philip Morris limpia su mala imagen haciendo creer que cuida y se preocupa por la salud de sus clientes.

A pesar de todo, es un paso pequeño pero importante que hay que aplaudir y esperar que vaya acompañado de otras medidas más efectivas e incisivas como abandonar las agresivas campañas de publicidad en los principales magazines musicales y juveniles. Por cierto, entre los 25 hispanos no había ningún español...