Los bosques se queman con radiales

En el asunto de los incendios forestales, el noventa por ciento de los casos provocados directa o indirectamente por la mano del hombre, existen turbias razones que enmascaradas como puntuales y fatales coincidencias de nefastas casualidades, acaban por arrasar un bosque sin que los implicados sean severamente sancionados.

A finales de mayo, en una obra colindante a una masa forestal del parque periurbano de Granada, un obrero cometió la negligencia de utilizar su sierra radial a escasos metros provocando rápidamente un gran incendio que acabó con 8 hectáreas de arbolado. Dos meses después, se repiten las circunstancias, esta vez, y dada las extremas condiciones climáticas del verano, la superficie quemada ascendió a 55 hectáreas, aunque pudo ser peor si no llega a ser por la rápida actuación de los bomberos y personal del Infoca.

En esta segunda ocasión, y como en la primera, la fatal causa que originó el incendio parece estar en una inocente sierra radial, según la versión de la empresa constructora Vargas e Hijos, porque existe otra segunda versión de los hechos que apunta al incendio de sacos y palés como origen del desastre. Un viandante que pasaba por la zona fue testigo de dicha "hoguera recicladora", que al parecer y como el dice, "se les fue de las manos".

Tuve la ocasión de pasar por el lugar donde se originó el incendio, a la hora en que unos obreros estaban quemando sacos de papel, seguramente de yeso o cemento o ambos, y unos palés. Pude verlo con mis propios ojos, cuando iba camino de Cenes a eso de las 14.30. Al rato, cuando oí los helicópteros pasar a cargar agua del embalse de Quentar, pensé: ya la han liado los albañiles, con la mania de quemar sacos en este tiempo.
Así que yo ahora, lo que pido, es que paguen por esta negligencia.
Que se nos meta de una vez por todas en las cabecitas de serrín: NO SE PUEDEN ENCENDER FUEGOS EN VERANO.
No se trata de unos desgraciados a los que se les va a llevar a la ruina, sino unos GILIPOLLAS a los que el medio ambiente les trae al fresco. Se les fué de las manos, si señor.


No descartaría en absoluto que la causa del incendio sea la segunda versión, más creíble que la de un haz de chispas de una radial que, a este paso y de ser así, habría que prohibir su utilización en verano como las barbacoas. Posiblemente, la constructora después de sopesar las leves consecuencias económicas a las que tendría que hacer frente, visto lo ocurrido dos meses antes con el anterior incendio, decidiera agarrarse a esta causa accidental pero suficientemente creíble como para demostrar la nula intencionalidad del desastre medio ambiental.

No sé como acabará esto, lo que sí sé es que entre unos y otros, entre imprudencias, negligencias y accidentes no intencionados, se han quemado 63 hectáreas de un bosque que tardaremos 30 años en ver igual que estaba, si es que se reforesta...

Foro en Ideal Digital sobre el incendio