El total es lo que cuenta

1 de cada 5 litros de agua que consumimos se pierden en la red de distribución, lo que supone un global de 881 millones de metros cúbicos. Si a ello añadimos que España ha sido señalada en el congreso sobre este bien escaso que actualmente se celebra en Suecia, como el país que peor gestiona sus recursos hídricos, cabría preguntarse por qué el Gobierno, sea cual sea, siempre apela a la conciencia del ciudadano para ahorrar agua, cuando éste no se aplica así mismo las medidas que a bombo y platillo predica en todas las televisiones, arreglando las miles de fugas que hay por todo el territorio español.

Los ciudadanos podemos ahorrar hasta 2.500 millones de litros al día, dice el anuncio, si seguimos todos los consejos que indica el Ministerio de Medio Ambiente, que creo que cualquier ciudadano con dos dedos de frente viene aplicando desde hace años y años, como demuestra el hecho de que el consumo sanitario se mantenga sostenido, mientras se incrementa insosteniblemente las fugas, el consumo agrícola, empresarial y turístico (no sé si decir Golf...) sin que ningún Gobierno apele a no sé qué conciencias para poner freno al despilfarro y sangría que causan en nuestros embalses.

Como dice el eslogan, "ahorrar agua es tan necesario que por eso no hemos gastado ni una sola gota para hacer este anuncio", tal vez porque se perdió en las cañerías...
--
WWF/Adena Países ricos, pobres en agua [PDF]