Ese logo, ¿umm...?, más grande


¿Por qué diablos no lo habrán inventado antes? ¡Esto sí que es automático! Fuera discusiones. Fuera los malos rollos con tus jefes y clientes. Cuando tu experto criterio como diseñador sea el objetivo de numerosas críticas, sólo tienes que hacer la llamada del socorro, y en tan sólo un instante, recibir este pack de productos milagro. Deja rienda libre a la creatividad de tus clientes y permíteles "customizar" tus proyectos como les venga en gana. La peor página web del mundo no puede estar equivocada.

Esto y más sobre el tema en Pixel y Dixel