¿Que por qué los blogs están en crisis?

Porque la gente se harta de comentar en las redes sociales las fotos, vídeos y aventuras de sus colegas y no dejan tiempo para navegar por el inmenso océano de la blogosfera, ni tan siquiera para ver lo que se cuece en ella.

A la vista está que cada vez los blogs se están convirtiendo en monólogos con el teclado. Sólo basta con tirar del scroll para darse cuenta de lo que escribo. La participación se ha ido a otro lado y los artículos, no los míos, sino de otros grandes blogger cada vez suman menos comentarios. Algo se está moviendo por ahí y cada vez son más los que con su participación buscan algo más que aportar su punto de vista sobre un tema. Necesitan reconocimiento, inmediatez y proyección en su comunidad. Y en eso los blogs se están descolgando a favor de los microblogs y, sobre todo, de las redes sociales como Facebook o Tuenti.

Es la evolución, y contra ello, sólo cabe adaptarse.

Y esto viene a cuento de que Facebook acapara mi vida y cada día me engancha más.