Alternativas al WhatsApp

La reina indiscutible de la mensajería instantánea WhatsApp se mide a su rivales tras los recientes cambios de condiciones de uso para su posible integración con Facebook.

En nuestras relaciones sociales son muchas las aplicaciones que utilizamos para conocer y contactar con otras personas, pero sólo una es líder indiscutible a la hora de abrir nuestra amistad. Hablamos de WhatsApp, la aplicación de mensajería más personal y a la vez universal de todas las que instalamos en nuestro teléfono móvil. Tanta es su relevancia que muchas personas, sobre todo, millennials, no entienden el uso del teléfono sin ella, como tampoco conciben que haya que pagar por su uso, y mucho menos que se pueda abrir a la publicidad como se intuye en la reciente modificación de las condiciones de uso. Es por ello que hayan surgido voces que proponen la migración a otras mensajerías si llegara ese momento. Pero, ¿cuáles son las alternativas?

Para ponernos en perspectiva, empezamos en 2014 cuando Facebook compraba WhatsApp por la friolera de 21.800 millones de dólares. Una inversión capitaneada por el propio Mark Zuckerberg con la que se hacía con los datos de más de 600 millones de usuarios. En definitiva, Facebook se hacía con el control de nuestra agenda de contactos, una información muy valiosa que WhatsApp no supo monetizar y que ahora sí parece saber cómo hacerlo el gigante de las redes sociales.

Por ese motivo muchos de nosotros ya hemos recibido un mensaje al inicial WhatsApp en el que se detalla las nuevas condiciones del servicio, entre las que se incluye el intercambio de la información con nuestras cuentas de Facebook. Si bien, la información sensible que se utilizará quedará limitada, muchos usuarios de la aplicación han visto en esta medida, una vulneración de su intimidad y temen que en el futuro se intercalen mensajes publicitarios con datos de sus contactos. Aunque ya existen artimañas para evitar que Facebook es haga con tu agenda, muchos usuarios se han planteado seriamente en utilizar otra alternativa de mensajería móvil a pesar de que ello suponga un quebradero de cabeza para poder 'movilizar' a su red de contactos, una de las principales razones por la que el resto de aplicaciones han fracasado.

No obstante no viene mal recordar las alternativas a WhatsApp que existen actualmente. Algunas de ellas muy conocidas en otros ámbitos de la comunicación profesional:

  • Hangouts: Sin duda, uno de los fracasos más sonoros de Google por llegar a destiempo. No por ello deja de ser una de las aplicaciones de mensajería más completas con servicios de videollamadas, presentaciones y mensajes de texto y audio. La principal ventaja es que no hace falta instalarla en los dispositivos Android, dado que forma parte del sistema, por lo que cuenta con un potencial de audiencia bastante elevado dado que el sistema operativo Android es el más extendido en la telefonía móvil.

  • Telegram: Nació a rebufo de WhatsApp pero a pesar de hacerle sombra durante una temporada, no consiguió el liderato y ello le supuso quedar relegada, no sólo en audiencias, sino también en prestaciones, (no admite videollamadas), frente a su competidora. No obstante, la aplicación de mensajería rusa cuenta con una elevada penetración en nuestro país.

  • Skype: La alternativa de Microsoft, líder en videollamadas en muchos países, aún no ha encajado el golpe recibido por su audiencia tras la nefasta fusión con Messenger, la que fuera número uno en mensajería por Internet. No obstante, Skype ofrece un potencial de uso y versatibilidad muy elevado, distinguiéndose del resto por permitir las llamadas a teléfonos fijos. Al igual que Hangouts, viene instalada por defecto en los terminales Windows.

  • SnapChat: Es la última en llegar y posiblemente la más clara alternativa a WhatsApp dada su elevada popularidad entre el público joven (millennials sobre todo). A diferencia de las otras, esta aplicación es la más divertida de todas por la posibilidad de poder contar historias con un gran impacto visual. Además es ideal para evitar las miradas indiscretas, dado que los mensajes desaparecen en un plazo de 24 horas.

  • Twitter: Aunque no nació con la pretensión de mensajería instantánea, las últimas actualizaciones de la red social del microblogging están dirigidas a facilitar la comunicación privada y grupal entre su usuarios. No obstante le queda mucho camino que avanzar pero no por ello deja de ser una alternativa que cuenta con la ventaja de tener una extensa comunidad con acceso inmediato a la actualidad más relevante y en la que no faltan las principales estrellas mediáticas.
No son las únicas alternativas pero sí las más relevantes si llega el caso de tener que migrar de WhatsApp. No obstante, si no eres de los que le dan importancia a la información personal de tu móvil, personalmente no te recomendaría deshacerte de WhatsApp hasta que todos tus contactos lo hayan hecho.